EL ORIGEN DE
LA FINOJOSA

Jamones y Embutidos La Finojosa es una empresa familiar, arraigada en el norte de la provincia de Córdoba, en pleno corazón del Valle de los Pedroches. Nuestra tradición, clima e incomparable entorno han hecho posible que las mejores materias primas lleguen a su mesa convertidas en MANJARES DE PURA RAZA.

De razas autóctonas de ibéricos, alimentadas con las mejores bellotas de los encinares cordobeses, seleccionamos las carnes con las que elaboramos nuestros Jamones, Paletas y Embutidos de forma artesanal, siguiendo la tradición milenaria de la Comarca.

Para el proceso, nos apoyamos en las técnicas más avanzadas. Una vez en secadero, el clima natural de la zona, de inviernos fríos y secos y veranos calurosos, se encarga de dar el punto justo de curación a los productos.

EL ORIGEN DE
LA FINOJOSA

Jamones y Embutidos La Finojosa es una empresa familiar, arraigada en el norte de la provincia de Córdoba, en pleno corazón del Valle de los Pedroches. Nuestra tradición, clima e incomparable entorno han hecho posible que las mejores materias primas lleguen a su mesa convertidas en MANJARES DE PURA RAZA.

De razas autóctonas de ibéricos, alimentadas con las mejores bellotas de los encinares cordobeses, seleccionamos las carnes con las que elaboramos nuestros Jamones, Paletas y Embutidos de forma artesanal, siguiendo la tradición milenaria de la Comarca.

Para el proceso, nos apoyamos en las técnicas más avanzadas. Una vez en secadero, el clima natural de la zona, de inviernos fríos y secos y veranos calurosos, se encarga de dar el punto justo de curación a los productos.

LA DEHESA
DE LOS PEDROCHES

LLos Pedroches, comarca cordobesa situada al norte de la provincia, cuenta con una superficie de 3.685 km. cuadrados. Constituye una de las tres unidades en que se divide Sierra Morena, limitando al norte con Extremadura y Castilla-La Mancha. Es, sin lugar a dudas, uno de los rincones más atractivos de la provincia y el entorno natural idóneo para la crianza del cerdo ibérico.

El Valle de los Pedroches define a la perfección el que los árabes denominaron Fhas al-Ballut o Valle de las Bellotas. En ella se alterna el cultivo de cereal con el aprovechamiento ganadero de los pastos, manteniéndose un adecuado equilibrio entre conservación ecológica y explotación de recursos. En él se emplaza el cerdo ibérico, ejemplo del aprovechamiento más eficiente y tradicional de la dehesa.

LA DEHESA
DE LOS PEDROCHES

LLos Pedroches, comarca cordobesa situada al norte de la provincia, cuenta con una superficie de 3.685 km. cuadrados. Constituye una de las tres unidades en que se divide Sierra Morena, limitando al norte con Extremadura y Castilla-La Mancha. Es, sin lugar a dudas, uno de los rincones más atractivos de la provincia y el entorno natural idóneo para la crianza del cerdo ibérico.

El Valle de los Pedroches define a la perfección el que los árabes denominaron Fhas al-Ballut o Valle de las Bellotas. En ella se alterna el cultivo de cereal con el aprovechamiento ganadero de los pastos, manteniéndose un adecuado equilibrio entre conservación ecológica y explotación de recursos. En él se emplaza el cerdo ibérico, ejemplo del aprovechamiento más eficiente y tradicional de la dehesa.

EL CERDO
IBÉRICO

Con el esfuerzo y tesón de muchos cientos de años, agricultores y ganaderos han trabajado para la conservación del inigualable hábitat que da vida y cobijo al ganado más selecto y noble de esta tierra, El CERDO IBÉRICO

El Valle de los Pedroches conforma una de las dehesas más importantes de Europa. En él, crecen cada año piaras de cerdos autóctonos, responsables de las mejores carnes y grasas con las que se elabora nuestro extenso catálogo. El alimento natural que ofrece el entorno, compuesto de bellotas, hierbas frescas y pastos y la libertad con que los animales conviven en las fincas, dan a luz a una Denominación de Origen sin igual.

EL CERDO
IBÉRICO

Con el esfuerzo y tesón de muchos cientos de años, agricultores y ganaderos han trabajado para la conservación del inigualable hábitat que da vida y cobijo al ganado más selecto y noble de esta tierra, El CERDO IBÉRICO

El Valle de los Pedroches conforma una de las dehesas más importantes de Europa. En él, crecen cada año piaras de cerdos autóctonos, responsables de las mejores carnes y grasas con las que se elabora nuestro extenso catálogo. El alimento natural que ofrece el entorno, compuesto de bellotas, hierbas frescas y pastos y la libertad con que los animales conviven en las fincas, dan a luz a una Denominación de Origen sin igual.